cauca
Home Inicio » Good News Buenas Noticias » El nuevo Cauca cafetero
El nuevo Cauca cafetero

La presencia del café en el departamento del Cauca se remonta a los años de 1700 como lo manifiesta el historiador José Chalarca en su libro ‘El café en el Cauca, 247 años de historia’, casi por el mismo tiempo que otros historiadores reseñan su aparición en Norte de Santander, específicamente en Salazar de las Palmas de la mano de Monjes Jesuitas.

Pero, aunque la presencia del café en el Cauca data de esos tiempos remotos, no es sino desde las últimas dos décadas del siglo pasado que el café toma importancia en la vida social y económica de la región.

Tal vez esto obedezca a las diferentes situaciones sociales que se han desarrollado en el Departamento desde comienzos del siglo anterior, en las que la cultura afro e indígena imprimieron una dinámica propia de su visión sobre el territorio; y en el que el cultivo del café sirvió para afianzar su posesión y el fortalecimiento de una economía propia.

La escasa provisión de servicios públicos, en especial vías terciarias y energía, hasta muy entrado el siglo pasado en el Cauca, desestimuló la agricultura en gran escala, entre ellas, a la caficultura empresarial. 

Estas situaciones conllevaron a que la caficultura del Cauca tuviera una dinámica propia de su cultura, en la que, por mucho tiempo, el café fue complemento más que cultivo principal.

Hoy esta situación es diferente, aunque se conserva el minifundio y en algunos casos el microfundio, este no ha sido ajeno al uso de la tecnología para mejorar la productividad de sus parcelas, comprobando una vez más que el tamaño del predio, no es una categoría de tecnificación sino de área.

Hoy el Cauca con 93 mil familias cultivadoras de 95 mil hectáreas de café es el cuarto Departamento en importancia cafetera en el país, y uno de los proveedores de cafés diferenciados con alto reconocimiento internacional.

Llegar a esta posición ha significado incansables esfuerzos gremiales, al cambiar las acciones de invertir en la provisión de servicios públicos, (vías, escuelas, acueductos, puestos de salud, hospitales y electrificación, etc) para concentrarse en los últimos tiempos, en la estrategia de educar para la integración generacional al mundo global cafetero; crecer con una caficultura nueva y adaptable al cambio climático; agregar valor en toda la cadena de aprovisionamiento para hacer rentable en negocio; comunicar para construir y mantener la armonía comunitaria; y coordinar y apoyar la gestión pública en la provisión de servicios que propendan por la rentabilidad y el buen vivir en la zona cafetera.

La cosecha del año pasado calculada entre 90 y 100 millones de kilos de café pergamino seco, generó para la región ingresos por 600 y 700 mil millones de pesos. Con una ocupación calculada de 65 mil empleos agrícolas directos.

Pero los ingresos de los cafeteros, se comparten en muchas manos; desde el recolector, el transportador, los almacenes de insumos, las tiendas y supermercados, el pago de servicios públicos, el pago al sistema financiero, los servicios públicos y el pago de impuestos, entre otros. Sin lugar a dudas es por esta democratización del ingreso cafetero, que en los últimos tiempos se cuenta con el apoyo de los gobiernos municipales y la gobernación del Departamento para crecer, mejorar y posicionar comercialmente al café caucano, pues cada peso que se invierte en el café, se devuelve con creces a la sociedad en general.

Aunque la actividad cafetera creció y se posicionó aún en tiempos de guerra, es de esperarse que el café jugara un papel muy importante en tiempos de paz, generando ingresos, propiciando la armonía social, posicionando alaregión internacionalmente y reafirmando al Cauca como territorio de paz.

Share

Código Ética y Buen Gobierno Términos de uso Gestión de Archivos Directorio Comités Servicios en línea Protección de datos personales