66 veces visto

El agua potable es una realidad en los territorios cafeteros Nespresso AAA del Macizo Caucano

  • 118 familias caficultoras de la vereda Taruca del municipio de La Sierra, celebran la llegada del agua potable a sus hogares, gracias a la inversión de la prima social otorgada por el programa Nespresso AAA mediante la certificación de comercio justo. 

 

  • En el departamento del Cauca se han puesto en funcionamiento 34 plantas de potabilización de agua, beneficiado aproximadamente a 2.787 familias 

 

La alegría se apoderó de los habitantes del municipio de La Sierra tras la inauguración de la planta de tratamiento de agua potable en la vereda Taruca, una obra civil que beneficiará a más de 118 familias caficultoras, una institución educativa, un hogar comunitario y un hogar familiar.

 

Esta obra, que tuvo una inversión aproximada de 30 millones de pesos, fue financiada con recursos de la prima social que les llega a las y los caficultores del programa Nespresso AAA certificados con el sello de comercio justo FairTrade USA. 

 

«En el Macizo Colombiano tenemos agua en cantidad, pero nos la estábamos tomando sin potabilizarla» comenta Jesús Hernán Noguera, presidente de la Organización de Cafeteros AAA de Comercio Justo, quien manifiesta que el impacto de este proyecto se ha visto reflejado en el mejoramiento de la salud de la población de los municipios beneficiados y en la forma de tomar este líquido.

 

La planta de tratamiento de la vereda Taruca, es una de las 4 plantas entregadas en el mes de agosto por parte de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, el Programa Nespresso AAA y la Organización de Cafeteros AAA de Comercio Justo del Macizo Caucano, esta última organización está conformada por representantes gremiales de la institucionalidad cafetera, encargados de garantizar el buen uso de los recursos obtenidos por la certificación. 

 

El agua potable, un mandato de las y los caficultores AAA

 

“Que todos los caficultores del programa Nespresso AAA tengan acceso al agua potable” fue una de las frases que se escuchó en las primeras reuniones de la Asamblea de Comercio Justo realizada en el año 2017 en la región del Macizo Caucano. Y justamente fue en uno de estos encuentros donde se conocieron los resultados de la encuesta de necesidades aplicadas a los caficultores, donde priorizaron garantizar el derecho a la salud mediante el acceso al agua potable.

 

Cumpliendo el mandato cafetero, desde el año 2018 y hasta el día de hoy se han puesto en funcionamiento 34 plantas de tratamiento de agua en los municipios de Rosas, La Sierra, Sotará, La Vega, Almaguer y San Sebastián, beneficiando no sólo a las personas que cuentan con la certificación de comercio justo, sino a toda la comunidad que colinda con las fincas .

 

Producir el café de más alta calidad, que caracteriza al programa Nespresso AAA, va acompañado del mejoramiento de las condiciones de vida de las y los caficultores, quienes están comprometidos con cultivar un excelente producto, garantizando las mejores condiciones de vida para sus familias y la de los trabajadores, evitando el trabajo infantil y promoviendo la equidad de género.